CIRCUITOS BTT ¿PARA QUÉ?

Llevamos unos años asistiendo a la proliferación de circuitos y rutas de BTT (bicicleta todo terreno) en toda la provincia alentados por la Diputación de Salamanca. Son ya muchas las rutas e itinerarios señalizados convenientemente por lugares a veces inhóspitos y otras, espacios rurales en general. Y ello nos parece estupendo pero nos plantea algunas cuestiones que deseamos compartir.

1. La bicicleta todo terreno (BTT) o mountain bike (MTB) como así se encasilla a los circuitos, es una bicicleta de montaña diseñada y concebida para transitar por todo tipo de superficies. Es una bicicleta que todas conocemos y cuyas características determinan en gran medida el perfil de usuario. Generalmente joven (aunque se ha extendido también a las franjas de 40 y 50 como ya ocurre en bicicleta de carretera) y, hasta la fecha y al menos en España, utilizada mayoritariamente por hombres.  El usuario de bicicleta de montaña (todo terreno) se suele pertrechar además de unos maillots y ropa ceñida y específica para un deporte de cierta exigencia. El casco suele ser de uso habitual y también pedales automáticos que además exigen un calzado específico.  


La práctica del ciclismo no debe restringirse a la BTT y a los jóvenes. La bicicleta y las infraestructuras asociadas tienen la posibilidad de fomentar la cohesión social y dinamizar un sector de la población potencialmente hábil para pedalear. Sobran ejemplos.


2. Las rutas que nos presenta la Diputación de Salamanca, por lo general, aprovechan itinerarios ya existentes a través de los cuales, mediante una señalización de balizas, los ciclistas BTT pueden pedalear atravesando espacios singulares y atractivos desde el punto de vista paisajístico. Los itinerarios de BTT están dirigidos fundamentalmente a un público muy particular dispuesto a vivir experiencias emocionantes y en algunas ocasiones, vinculadas a la velocidad, los desniveles o la distancia "acumulados". 

3. Asimismo, la presencia de balizas, generalmente localizadas cada 100 o 200 metros permite a los usuarios chequear el itinerario mediante un dispositivo electrónico (GPS o incluso teléfono móvil) a través del cual, una vez descargada la ruta, se pueden comprobar los avances físicos y orográficos de el ruta.  Tales balizas se acompañan generalmente con un panel informativo en donde se considera la ruta en su conjunto y se acompaña de más datos relacionados con el área susceptible de visitar en BTT.  También algunas rutas promueven el geocaching.

Es por ello, que la puesta en marcha de estos itinerarios por parte de la Diputación de Salamanca responde a una cuestión específicamente deportiva y solo alcanza a un sector de la población bastante específico que, por otro lado, ya es aficionado a este tipo de actividad cuya práctica exige cierta preparación y recursos materiales. A este respecto decimos lo siguiente:


1. Existen más de 1.000 kilómetros señalizados en nuestra provincia (según advertía algún medio esta semana) a los cuales se puede acceder en coche con la bici colgada donde quepa (a no ser que vivas allí).  Nos gustaría saber, como ocurre en algunas rutas señalizadas de la Sierra de Francia, dónde hay contadores escondidos, además de los kilómetros, ¿cuántas personas las utilizan? Tan solo detectamos actividad durante el fin de semana y ello nos preocupa. A este respecto, convendría por tanto discutir si es eficaz invertir en estos circuitos y no en otros más plurales y utilitarios, adaptando su diseño a las necesidades de desplazamiento diarios en bicicleta que se perdieron hace años entre la población rural. (idea sugerida por un lector)

Itinerario ciclista asfaltado solo para el tránsito ciclista. Ninguno de los circuitos creados por la Diputación de Salamanca tiene tramos pavimentados ad hoc y ello, en casos puntuales, representa una inversión muy visible y con mucho rédito social. Y si no, un ejemplo: la red de carriles bici de Salamanca.

2. Nos parece paradójico que en este momento no exista tal señalización para transitar desde la ciudad de Salamanca a Villamayor, Cabrerizos o Doñinos por poner algunos ejemplos, dónde el tránsito ciclista (en BTT o bicicleta de paseo) podría estar mucho mejor justificado y en donde el uso más amplio por parte de un sector más variable de la población, sí que respondería a la inversión realizada.  Todos ellos seguirían haciendo deporte claro.


El diseño de la rutas debe apostar por tener presencia en los poblados, con una senalítica que informe de distancias y tiempos. Ello ademas, permite crear una marca o seña de identidad.

3. El deporte no tiene por qué estar necesariamente ligado a los espacios marginales de la provincia, donde estos programas que desarrolla la diputación tienen lógicamente el pretexto del desarrollo rural.  Tal vez, un esfuerzo primero en lugares periurbanos y más cercanos a la ciudad donde haya más garantías de éxito en cuanto al uso y al alcance sobre la diversidad de usuarios, pudiera provocar más adelante un uso mayor en los circuitos provinciales. 


Las señales son una forma de sensibilizar y cambiar hábitos en la carretera, especialmente en las carreteras comarcales de nuestra provincia donde cada fin de semana practican el ciclismo miles de personas.

4. Existe una total desconexión de estas rutas entre sí y ello nos preocupa enormemente.  (Y esta es una de las claves fundamentales) Unos enlaces de estos recorridos, incluso de forma radial con respecto a la ciudad de Salamanca, podrían garantizar un mayor uso ya que se podría salir y llegar desde la ciudad de Salamanca o, sencillamente, hacer tramos de dos días con noche por medio.  Las rutas BTT carecen de un enfoque integral en este sentido, y ninguna, ni tan siquiera la que se va a inaugurar de forma inminente en el Bajo Tormes, está integrada o relacionada con otra.  Esta última, vuelve a ser una ruta aislada sin conexión con otras y sin, incluso, haber previsto su enlace con la villa de Ledesma o, por qué no, Salamanca. De hecho mientras escribimos esta entrada, Ledesma anuncia sus rutas en bicicleta en la prensa. Cada ayuntamiento a lo suyo.....


La señalización de presencia de bicicletas es un altavoz a las rutas cicloturistas. No vemos ninguna en los márgenes de los nuevos circuitos de BTT.


5. Si bien las demandas de los confines provinciales son quizás tal vez más urgentes que las de otros espacios menos alejados, nos parece paradójico que no se hayan señalizado aún a día de hoy, itinerarios muchos más potenciales como la Ruta de la Plata.  Es en realidad el itinerario provincial de escala nacional que más se usa por cicloturistas y ciclistas en general. ¿Por qué no aprovechar esta plataforma ya existente que atraviesa la provincia de sur a norte para vertebrar otras rutas? Es más, ¿por qué no utilizar el río Tormes como eje de desarrollo de itinerarios hacia el oeste? En este sentido nos acordamos de una vieja idea propuesta hace años por el Comité Guardabarros y que se sintetiza muy bien en esta crónica.


Otro ejemplo de educación vial a través de una señalítica específica. En Salamanca aún no hemos visto esta señal.


6. El club de Amigos de la Bici, lleva más de 25 años recorriendo la provincia en bicicleta y en su programa anual de paseos en bicicleta, no solo abarca un sinfín de rutas, sino que leyéndolo, nos damos cuenta de su extenso conocimiento en torno a trazados e itinerarios provinciales que la diputación podría tener a bien considerar.  La diputación se ha olvidado por ejemplo de las vías pecuarias, extensamente recorridas por el club durante años. Muchas de ellas atraviesan la ciudad de Salamanca y "abren" caminos e itinerarios hacia el noreste o el suroeste de la provincia donde -por cierto- existen menos desniveles y se facilitaría la participación de otros perfiles de usuarios ciclistas..


Esta mujer lleva alforjas porque lleva a su hijo a casa después del colegio. Se trata de un ciclismo utilitario que podría perfectamente abarcarse en el medio rural mediante facilidades para aparcar y transitar en bicicleta por los itinerarios más cortos y fáciles.


7. De otros clubes como Abrojos o Salmantibike, la diputación no parece tampoco acordarse salvo cuando hay que inaugurarlas o darles cierto sentido social. Es una pena que no se colabore más con estos clubes que sí representan en cambio al perfil de usuario al cual van dirigidos estos itinerarios periféricos e intrincados.


Dudamos que las rutas BTT fomenten el acercamiento de los más pequeños al mundo de la bicicleta...


8. Los itinerarios ciclistas en media Europa están pensados para ir de un lugar a otro de forma utilitaria. Muchos de ellos siguen trazados paralelos a los viales y son ampliamente utilizados por vecinos y vecinas que van de un pueblo a otro. También por "ciclistas BTT". Así, pequeños y mayores utilizan estas vías ciclistas con completa normalidad, sin maillot ni bicicletas especiales. Con una cesta delantera o alforjas en los porta-bultos, jubilados, mujeres, jóvenes... utilizan estos cauces para otros menesteres más habituales como hacer la compra o ir de recados ¡mientras hacen deporte!.  Esta es en realidad la cultura que debería fomentar la Diputación de Salamanca, la equiparación de la bicicleta como medio de transporte habitual y beneficiosa para la salud pública de todos los rangos de edad. Y no como una actividad restringida para el fin de semana y pensada para unos pocos BTTistas. En este sentido, las administraciones carecen aún de una cultura lo suficientemente madura y proclive a la bicicleta y además la ciudad de Salamanca y los ayuntamientos limítrofes nunca han considerado los espacios periurbanos de forma más seria, haciendo del Tormes un perfecto corredor verdes de este a oeste.


Conjunto de señales poco habitual en la provincia de Salamanca.


9. La señalización es sectaria y no pretende como se debería influenciar sutilmente en el concepto de calzada o vial. Existen algunas señales en nuestro código (aunque no muchas) que bien se podrían utilizar para advertir de la presencia de bicicletas. En las carreteras comarcales y locales estas señales llaman la atención y suponen también una publicidad añadida.

Podríamos seguir desengranando todo este asunto de los circuitos BTT pero nos detenemos. La Diputación de Salamanca creemos está equivocada y en lugar de facilitar el uso de la bicicleta a los habitantes del medio rural habilitando itinerarios seguros y eficaces para volver a montar en bici como hacían de pequeños (e ir al pueblo de al lado), los hace partícipes de unos carteles y páginas WEB con el viejo tópico de bienvenidos los americanos.  Esta no es la diputación de todos. 













4 comentarios:

  1. Me asombra desagradablemente este articulo. Es el típico tópico de "mejor no hagas nada, que si haces algo ya vendrá alguien que te lo tumbe". Hay muchas incorrecciones, errores y denota mucha desinformación. Me queda la esperanza de que lo leerá poca gente

    ResponderEliminar
  2. Hola, lamentamos que no te haya suscitado buenas sensaciones. La entrada trata de analizar los circuitos BTT desde la óptica de la bicicleta no solo como un deporte sino como medio de transporte habitual y, por tanto, también beneficioso para la salud. Si consideras que contiene incorrecciones, errores o desinformación trata de acreditarlo y lo incluiremos sin ninguna duda. Tal vez hayamos echo una comparación desafortunada en alguna frase , comparando la inversión con el uso y pedimos disculpas. Efectivamente, estaríamos a favor de los servicios de urgencias por ejemplo del oeste salmantino a pesar de que el gobierno regional diga que son deficitarios y, por eso, no tiene sentido aseverarlo como lo asevera el artículo en relación a los circuitos BTT. Sospechamos que el artículo podría ser incómodo para la Diputación de Salamanca, para la empresa licitadora de la señalítica que todos conocemos y también para los ayuntamientos que con tanto esfuerzo han invertido tiempo en estos circuitos. No obstante, este artículo resume en gran medida nuestro punto de vista y ha sido leído en gran número en comparación con otros post anteriores. Muchas gracias por escribir.

    ResponderEliminar
  3. Como se dice en esta tierra, "no mezclemos churras con merinas". Hablar de un Circuito de BTT desde la óptica de la bici como medio de transporte poco tiene de congruente. Son cosas diferentes. Los Centros de BTT son para que la gente haga turismo en bicicleta, ya sea de manera deportiva o como un mero paseo familiar, pero no son “vías de transporte o de comunicación en bicicleta”. Son lo que son. Hablemos con propiedad y sin mezclar las cosas. Llevado al contrario es como cuando un ciclista deportivo dice desde su perspectiva particular que el casco debe ser obligatorio para todos, y a los ciclistas de ciudad no les (nos) hace mucha gracia.

    Pero me sorprende que deba ser yo, un mero lector, quien tenga que acreditar mis argumentaciones, más bien debería ser este blog el que lo haga cuando plantea un artículo, en el que además se permite juzgar o prejuzgar sin ningún miramiento. Y lo hace, en este y en el cien por cien de los artículos que he leído en profundidad (uno más), sin acreditar la información que vierte o pedir opinión a quienes juzga tan a la ligera. Y encima con varios errores de denominación que denotan poco esmero al escribir, sin querer entrar en cuestiones ortográficas.

    Bajo el amparo de un blog para defender el uso de la bicicleta se esconde una buena dosis de negatividad sociológica. Casi todas las cosas se pueden ver en la vida de manera positiva, de manera objetiva o de manera negativa. Sin duda este blog se enmarca en esta tercera opción. Me parece muy bien, pero al menos que se haga con criterio, con información y con calidad. Pues esto lo lee gente.
    Si los ciclistas en España necesitamos hoy día apoyo, mejor generar “buen rollito” y que nos miren algo mejor. Y en este blog yo veo “mucho mal rollo” y no me hace ninguna gracia que a los ciclistas nos vean así.

    Pero me voy a centrar en este asunto de los Circuitos de BTT. Alguien positivo vería esto como que Salamanca es la provincia de España que cuenta con más instalaciones de este tipo, que no salen de la nada, ni siquiera de los políticos. Sugiero que este blog se informe de quién crea realmente estos Centros de BTT, quién los diseña, organiza y financia, que no tiene nada que ver con lo que en este artículo se afirma. Llegar a crear uno supone poco dinero, pero sí mucho trabajo y sobre todo mucha coordinación. Infórmate sobre ello y quizá te sorprenda ver cómo se puede conseguir que varios ayuntamientos cercanos, habitualmente de espaldas entre sí, pueden conseguir ponerse de acuerdo para poner en marcha un proyecto pensado para fomentar el turismo de su zona, y encima turismo en bicicleta, que es lo nuestro ¿no?. Pero claro, mejor que no hagan nada, ¿verdad? Que “total, para esto, se lo gasten en cenas y en viajes”, que ahí ya hay muchos “blogs” que les pondrán en su sitio, ¿verdad?

    Me resulta cuanto menos curioso que en este y el cien por cien de los artículos que me he leído de este blog (repito, uno más) saque como conclusión que si no se hubiera hecho aquello sobre lo que en él se opina, hubiera sido mejor, porque el artículo no se hubiera publicado. Con esa filosofía mal andamos, muy mal.

    Por lo pronto voy a ir esta semana a conocer uno de los Centros de BTT, para poder juzgar con más propiedad.

    ResponderEliminar
  4. Estimado lector, agradecemos sus enriquecedores comentarios y tendremos en cuenta en el futuro las cuestiones que nos presenta.

    ResponderEliminar

Salamancaenbici es un espacio abierto en torno a las dos ruedas y a la ciudad. Una ciudad con más bicis es más ciudad.