NUEVO PLAN DE MOVILIDAD URBANA SOSTENIBLE DE SALAMANCA

El Ayuntamiento de Salamanca ha presentado hoy viernes el nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Salamanca.  Un plan de movilidad urbana que además pretende ser sostenible por cuanto integra a todos los medios de transporte, es decir, coches, autobús, bicicletas y peatones. Y no solo eso, sino que incorpora criterios de eficacia y eficiencia en términos de consumo de combustible, emisión de gases de efecto invernadero o criterios de igualdad de oportunidades a toda la ciudadanía a la hora de decidir cómo quiere hacer sus desplazamientos y qué espacios urbanos utiliza.

Ciclistas circulando por el Puente Romano. www.salamancaenbici.com


A tenor de la prensa que se hace eco de la noticia, parece que un PMUS tiene que ver con la ampliación de los carriles bici y poco más.  Pues bien, a pesar de visiones sesgadas y de titulares que todos queremos leer, un PMUS es mucho más que todo eso.  Un PMUS es básicamente una estrategia de cómo se quiere que sea una ciudad.  El plano urbano de una ciudad determina los usos y flujos del transporte pero también nuestras preferencias y usos que en la ciudad practicamos todos los días bien para comprar, disfrutar, jugar o sencillamente observar.  Salamancaenbici entiende además que de un PMUS se debería desprender la percepción que nuestros gobernantes tienen a medio y largo de una ciudad.  En nuestro caso parece que como el año que viene se acababa el plazo estipulado por la administración para realizar el PMUS en ciudades de más de 50.000 habitantes, era conveniente pagar a una empresa 300.000 euros para elaborar un documento y presentarlo como la panacea del año.  

De la lectura que Salamancaenbici hace en estos primeros momentos del plan se desprenden algunas ideas que queremos compartir con todos vosotros.

1.   En líneas generales es un plan muy poco atrevido, ambicioso y transformador.  Es un plan continuista y no nos sitúa a la cabeza de otros municipios donde las medidas de planes elaborados hace ya años han supuesto transformaciones notables de la ciudad.  Los objetivos a cumplir en el documento plantean escenarios a muy largo plazo y que en ningún caso remueven el reparto modal de la ciudad actual.  El reparto modal expresa el porcentaje de viajes que se realizan anualmente en cada medio de transporte.  Es de suponer que tendemos hacia menos coches y más bicis, personas y autobús.

2.  Parece que se actuará en la red de transporte urbano pero no tanto en la metropolitana.  Esta última es la que, en definitiva, solucionaria el incremento de los últimos años de la movilidad entre el alfoz y la ciudad de Salamanca.  El intercambiador actual de autobuses de la Gran Vía se pretende trasladar a la Calle Rector Esperabé.  Mientras esta medida parece viable a corto plazo en el plan, se pretende subir a los turistas en autobús hasta el campus de ciencias para que los pobres no suban la cuesta de Tentenecio.  Todo para los turistas, las cuestas, para los salmantinos.  

3. Sobre la red ciclista poco que decir.  Bajo una visión que segrega en lugar de buscar la coexistencia resolviendo así las velocidades y la educación vial de los que conducen, se pretende seguir ampliando el carril bici hasta el centro y a largo plazo hacia el extra-radio.  Una vez hecho esto se ampliará la red de Salenbici.  Sentimos no estar de acuerdo con inversiones en infraestructuras ciclistas, en lugar de fundar una escuela de ciclismo, reforzando la red de aparcamientos bici o limitando la velocidad en el centro, creando calles tranquilas con preferencia ciclista en lugar de relegar al que pedalea a su "carrilito". Queremos recordar que el fin no es tener más carriles bicis, tal vez sea en cambio un medio para alcanzar un fin en el que las bicicletas puedan circular tranquilamente conviviendo con un tráfico motorizado respetuoso y consciente de por donde circula.

4. La peatonalización parece una de las metas del plan más pretenciosas.  La almendra central se convertirá para las personas con el tiempo pero en ningún momento se habla de los barrios.  Desde Salamancaenbici sabemos que peatonalizar enfrenta a los propietarios de vehículos privados y a algún que otro comerciante extemporáneo todavía.  Pero dicho lo cuál, por ser bienes privados deben pagar por aparcar en espacios públicos.  ¿O acaso las terrazas invaden las calles de manera gratuita?  Aparcar delante del portal de tu casa es algo que solo los españoles reivindican aún. Ahora bien, si la recaudación se dirigiera a ofrecer alternativas muchos más estarían de acuerdo

5. Acerca de los aparcamientos en superficie o subterráneos nos llama la atención una nueva ubicación para un parking subterráneo en la Alamedilla.  En la franja que hay entre el pabellón y la zona ajardinada.  Además del de San Antonio, parece que el PMUS no insiste en la necesidad de crear aparcamientos disuasorios en las periferias y que estén conectados con el centro bien a través de carriles bici, sendas peatonales o plataformas de transporte urbano.  Oportunidad perdida por lo tanto.

6. El plan es tan solo orientativo y desde luego un marco de actuaciones para el futuro.  En ningún momento cita la prensa que los PMUS incorporan en gran medida la participación de la ciudadanía como órgano rector del mismo.  Pues bien, se crearán mesas de trabajo a través de las cuales diferentes agentes sociales, profesionales y técnicos podrán discutir y trabajar en torno a las medidas propuestas.  Esperemos que la sociedad salmantina esté a la altura a la hora de pasar por el aro medidas desafortunadamente pioneras en nuestro país y que, en otros lugares del mundo, han resultado tremendamente exitosas y enriquecedoras para la seguridad y salud de sus habitantes.  Por otro lado, quedaría recordar al Ayuntamiento de Salamanca que sea valiente y pueda trasgredir esquemas y pautas de años atrás, mirando siempre hacia el futuro y teniendo en cuenta que si somos europeos no es por lo que digamos sino por los hechos. Más participación es más democracia.

Si bien quedan muchas cuestiones que iremos conociendo a través de la lectura del documento pero como mencionamos al principio, nos enfrentamos a 15 años más de lo mismo y lo de siempre.  Se abrirá un plazo de alegaciones para todos que esperemos cambie sustancialmente la conformidad por lo moderno.



Podéis consultarlo en la WEB del ayuntamiento.

4 comentarios:

  1. Creo que parte del tema de las aceras-bici no sólo es responsabilidad del ayuntamiento, sino de alguna otra asociación ciclista salmantina que lo propuso en algún documento hace algo más de dos años.

    http://www.guardabarros.org/images/proyectos/propuesta%20tecnica%20de%20enlace%20de%20carriles%20bici.pdf

    El ayuntamiento se siente pues con legitimidad de escuchar a "la participación ciudadana" para plantear cosas así.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola, no sabemos a qué te refieres exactamente. Sospechamos que a lo mejor no estás de acuerdo con que por las aceras circulen bicicletas y por tanto disientes del proyecto técnico que tiene el Comité de Bici Urbana Guardabarros colgado en su página. A nosotros no nos parece desencaminada la propuesta ya que se propone en aceras de más de 3 metros, en cuyo caso, entendemos que sí hay espacio suficiente. El conflicto se establece en zonas del centro de la ciudad donde las aceras no tienen ancho suficiente y por tanto surge un conflicto con los peatones. En este último caso recomendamos lógicamente habilitar espacios apaciguados donde puedan convivir coches y bicicletas.

    ResponderEliminar
  3. Me explico: si la propuesta de Guardabarros apuesta por el modelo de acera-bici, se está enviando al ciclista que empieza el mensaje de que en ausencia de carril su lugar es la acera y no la calzada. Al parecer es lo que ha pasado en lugares como Vitoria, donde en calles residenciales sin tráfico ves a todo ciclista en la acera sistemáticamente.

    Si una asociación como Guardabarros que teóricamente es quien sabe de esto pide estas medidas al ayuntamiento ¿por qué iba a pensar el ayuntamiento en la coexistencia y educación vial como solución, tal y como planteáis en el punto 3?

    Hay algo que no me queda claro: Tras vuestro comentario me inquieta que lo que tan juiciosamente comentáis en ese punto 3 lo veáis como un parche sólo si las aceras son estrechas ¿es así?. Las medidas de formación y pacificación para ayudar a ciclistas que empiezan a usar la calzada no deberían de ser sólo un parche para calles de aceras estrechas, sino ser extensivas a toda la ciudad. ¿no?

    ResponderEliminar
  4. Hola, acabo de abrir un blog sobre turismo en Salamanca www.turismoporsalamanca.blogspot.com y me gustaría saber si quereis que hagamos un intercambio de enlaces que pueda beneficiarnos mutuamente.
    Si estáis deacuerdo podeis localizarme en el correo mundocine@gmail.com

    ResponderEliminar

Salamancaenbici es un espacio abierto en torno a las dos ruedas y a la ciudad. Una ciudad con más bicis es más ciudad.